Pluma y Tinta

Un escritor es el encargado de abrir portales hacia otro mundo solo con Pluma y Tinta...
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 KUROSHITSUJI/NARUTO (YAOI)/¿qué es mejor la fama o el amor?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ermine

avatar

Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 22/03/2011
Edad : 23

MensajeTema: KUROSHITSUJI/NARUTO (YAOI)/¿qué es mejor la fama o el amor?   Dom Abr 10, 2011 11:04 pm

buueno aqui subo un fic que bueno no es ni tan nuevo y que todavia no logro terminar e.e, pero bueno espero que le guste, sugerencias, criticas tomatazos son bien recibidos

Disclaimer: tanto Kuroshitsuji como Naruto no me pertenecen yo solo hago esto con el fin de entretenerme un rato.



Que es mejor… la fama o el amor?


Londres Diciembre 1 de este año (2010)
Las empresas Phantomhive habían alcanzado un nivel increíble después de haber hecho ese contrato con otras de las mejores empresas de la ciudad pero eso no parecía importarle demasiado a la cabeza de la familia Ciel Phantomhive, parecía que todo el éxito que estaban teniendo no le importaba en lo mas mínimo lo cual le extrañaba a la gente a su alrededor, nadie sabia porque Ciel estaba actuando asi desde hacia unos cuantos meses y sus sirvientes no tenían el suficiente valor como para preguntarle a su amo el porque de su extraño comportamiento.
En una habitación con finos decorados pertenecientes al jefe de la familia Phantomhive, por la hora que era apenas empezaban las actividades en esta gran casa.
El dueño de la habitación se revolvía entre las sabanas incomodo, como si algo le molestase… y es que asi era se encontraba teniendo una pesadilla, o tal vez mas que pesadilla eran recuerdos que lo atormentaban, recuerdos que prefería olvidar pero que al parecer su memoria no pensaba dejárselo tan fácil.
-maldita sea! Otra vez esos tontos recuerdos vuelven a mi mente…por que no simplemente puedo olvidar y seguir adelante…tal y como el lo hizo.-Decía el joven dueño de la habitación mientras se sentaba sobre su cama.
Ciel-sama se encuentra bien.-Dice su sirvienta Meirin mientras se lo queda viendo con un gesto de preocupación.
-si no te preocupes …no es nada importante así que retírate por favor y avísame cuando el desayuno este listo.- Dice Ciel sin siquiera dignarse a devolverle la mirada.
-lo que usted ordene joven amo.-Responde ella dando una leve reverencia y saliendo de la habitación dejando al joven solo de nuevo.
Después de salir la joven, Ciel con tan solo 15 años de edad se termino de levantar, y comenzó a alistarse, se baño y después se vistió, otro sirviente se presento ante el para avisarle que su desayuno estaba listo, era momento de comenzar otro día monótono en su vida cotidiana, desde hace algunos días que su vida había vuelto a ser lo que en un inicio era, una repetición del día anterior, todo era igual y había una razón detrás de todo esto pero no tenia caso pensar en ello en esos momentos.
El desayuno transcurrió tranquilo…o algo así…como siempre su “gran cocinero” no pudo hacer siquiera su desayuno bien así que termino desayunando comida recalentada que sus sirvientes encontraron en la alacena pero bueno mínimo logro desayunar.
Continuando con su rutina fue a su oficina y se sentó para revisar unos papeles de su compañía asi es de SU compañía ya que hace algunos años sus padres habían sido asesinados y el tuvo que hacerse cargo de la compañía perteneciente a ellos, la muerte de sus padres le dejo varios traumas pero tuvo que seguir adelante claro no podía decir que hubiese sido sencillo, la verdad le costo y tuvo que cambiar para poder seguir, dejo de sonreír, se volvió serio, chocante, y maduro en cierta forma, veía la vida de manera sombría y nada positivo pero en si hubo un momento en que las cosas fueron distintas…hacia unos cuantos meses, en los cuales parecía que para el nada malo hubiese pasado, como si lo de sus padres hubiese sido un sueño, sonreía mas seguido en incluso era un poco, solo un poco mas amable con los demás, al estar con el transmitía la felicidad que el sentía… pero no duro mucho tan rápido como llego, fue tan rápido como se esfumo.
La gente a su alrededor suponía que todo el cambio que había tenido se podía deber a cierto joven que meses atrás lo visitaba seguido como se conocieron es algo que solo Ciel y esa persona debían saber pero prácticamente desde que esa persona llego el comportamiento de Ciel cambio y cuando este se fue todo regreso a la normalidad a excepción de un deje de tristeza en la mirada de Ciel que parecía no poder ocultar.
-esos tontos recuerdos siguen en mis pensamientos….solo deseo olvidar… te odio Sebastián –una lagrima se asomo por la mejilla Ciel- ¿por que me hiciste eso?–dijo sin poder contener mas todas esas emociones que empezaban a desbordar y sin mas empezó a llorar.
Nueva York 1 de diciembre de este año
Cierto chico se encontraba sentado en su oficina muy pensativo en recuerdos… melancólicos? Tal vez pero por que seria? Tenia todo lo que había querido fama, dinero, chicas por así decirlo, "amigos decentes" y estaba apunto de pedirle a alguien matrimonio pero…para el algo le faltaba aunque no sabia muy bien que o tal vez si sabia pero no pensaba aceptarlo…había dado prácticamente por lograr todo lo que tenia sin importar sobre quien tuviese que pasar o que tuviese que hacer asi que porque arrepentirse, además si esa persona había sido quien lo había pedido no podía estar tan mal o si?... no pudo seguir pensando en ello pues sus pensamientos son interrumpidos por su sirviente.
Joven Sebastián tiene una llamada por la línea principal- dice el joven mirando a su amo.
-Esta bien en un momento contesto.-Dice Sebastián mientras toma el teléfono y se dispone a contestar.
-como ordene amo.- dice el sirviente mientras hace una reverencia y se marcha.
-Hola…¿quién habla?-Pregunta Sebastián mientras se acomoda en uno de los sillones de su habitación.
-hermanitoooo!-oye la voz de una chica que era nada mas y nada menos que la loca de su hermana gemela…si para su “mala suerte” tenia una...no es que no se llevasen bien es solo que su hermana a veces era demasiado loca para su gusto pero en cierta forma eso no era tan malo…a veces- tengo que decirte que tienes un trabajito por aquí así que te aviso que tienes que venir a Londres.
-Ermine…no tengo tiempo para tus juegos-Dice Sebastián mientras suspira.
-hay hermanito no es un juego es verdad…además ya te mande los boletos del avión tu vuelo sale mañana en la tarde a las 2:00 p.m. te estaré esperando y pobre de ti que no vengas o yo misma voy por ti hasta Nueva York me oíste? Y sabes que soy muy capaz-Dice su hermana en tono amenazante.
-Esta bien…si no me queda de otra pero mas te vale que sea importante para hacerme perder mi tiempo-Responde Sebastián de mala gana.
-ósea estas diciendo que pasar tiempo conmigo es una perdida de tiempo.- Dice Ermine en un exagerado tono de reclamo y dolor.
-Algo así….-Dice Sebastián haciendo caso omiso hasta que empieza a oír sollozos de su hermana haciéndolo sentir un poco mal…después de todo se trataba de su única hermana y… la quería muy a su manera.-Ermine…sabes que es broma pero estoy algo ocupado como para estar saliendo tan seguido pero no te preocupes allí estaré.
-así se habla hermanito por algo te adoro.-Dice ella recuperándose rápidamente… en fin nos vemos mañana cuídate hermanito bye bye.- Dice ella para después colgar
Ha Sebastián ni siquiera le dio tiempo de despedirse pero se dio cuenta de que su hermana lo había logrado engañar para aceptar ir a Londres…aunque no lo quisiese admitir no tenia el suficiente valor para ir de nuevo…porque no sabia que hacer si lo volvía a encontrar.
-ciel…-Fue un susurro que se escucho en el silencio de la habitación.
Esa noche le fue prácticamente imposible conciliar el sueño tenia demasiados pensamientos pasando por su mente, eran tantos pero se podían resumir simplemente en una palabra o mas bien en el nombre de una persona que por mucho que trataba de olvidar nada mas y nada menos que Ciel Phantomhive era lo mas importante que cruzaba por su mente, no podía, pensaba en lo que sucedería al regresar a Londres, que tal si se volvían a ver, una parte de él quería que así fuese, que se volvieran a ver, pero el que podía explicar…absolutamente nada, él fue el único culpable, el y sus sueños de grandeza, además ya habían pasado varios meses era muy probable que hubiese encontrado a alguien mas y no lo culparía por eso después de todo él también tenia alguien mas, se volteo y vio el reloj… eran ya las 3 am. Y todavía le esperaba un día pesado, decidió dejar de pensar en ello y mejor descansar aun así no podría decir que fue la mejor noche que paso.
Mansión Phantomhive (2 de diciembre)
Estaba Ciel Phantomhive en su oficina trabajando como casi siempre cuando cierto joven alias Lau entra abruptamente a su despacho.
-Ciel-kun! ¿cuánto tiempo sin vernos? ¿Cómo ha estado condesito?-Dice Lau terminando de entrar y sentándose en la orilla de la mesa.
Lau… te he dicho mil veces que no entres así, además cual es el chiste de usar mi mesa como asiento?...hay suficientes sillas como para que te sientes aquí…-Dice Ciel mirándolo con el seño fruncido.
-Lo lamento condesito pero es que la verdad amo molestarlo-Dice Lau con una sonrisa de oreja a oreja.
-¡Lau!-Grita Ciel haciendo notar que ya lo había hecho llegar a su limite en poco tiempo y comienza a ahorcarlo.
-C…Ciel-kun asi es como le…demuestras el cariño a un viejo amigo –decía mientras se tornaba morado, verde, azul, rojo es decir casi de todos los colores habidos y por haber.
-jum… esta bien-Dice Ciel mientras lo mira molesto.- por esta te salvas y…¿qué te trae por aquí?
-ah…cierto por un momento casi lo olvido-Dice Lau con una sonrisa.-…bueno tú tía y Grell nos invitaron a una fiesta que esta organizando una amiga de ellos ya que su hermano regresa… desde…
-¿..desde…?-Pregunta Ciel con algo de curiosidad.
-…pues la verdad no recuerdo solo se que su hermano viene desde muy lejos por lo cual ella lo quiere celebrar y lo importante condesito es que habrá fiesta.-Dice Lau con una de sus sonrisas habituales.
-claro…no cabe duda que eres muy inteligente Lau-Dice Ciel sarcásticamente.
-si lo se condensito…eso es bien sabido.-Dice Lau.-Entonces…que dice condesito ¿vamos a la fiesta?
-Esta bien…lo mas probable es que si no voy Madame Red venga por mi y me lleve a rastras así que mejor voy por las buenas.-Dice ciel mientras suspira.
Mansión Michaelis (en el mismo día)
Hacia aproximadamente media ahora en que ambos hermanos se habían vuelto a reunir, se encontraron en el aeropuerto y juntos fueron a la “pequeña casa” que tenían en esa ciudad.
Ambos se encontraban en la terraza platicando de cosas al parecer no muy agradables cosa obvia por la cara de enojo que se traía el mayor de los dos.
-¡Ermine! …¿Qué hiciste esta vez?-Dice Sebastián mirándola fulminantemente…ya sabia el que su hermana no podía hacer nada sin un desastre de por medio.
- pues solo una fiesta esta noche en tu honor ya que el hermano prodigo ha regresado a su hogar…agradéceme que te la hice y solo por que regresaste…-Dice Ermine con una sonrisa de oreja a oreja.
- ¡ERMINE! Claro una fiesta en mi honor…que hiciste con MI dinero-Dice Sebastián mirándola feo
-bueno es que sino era con tu dinero con que la hacia además es en tu honor que mejor que sea con tu dinero para que fuese aun mas tuya de ti –Dice sonriéndole tranquilamente porque ya sabia que eso iba a terminar así, pero no le preocupaba demasiado.
-¡Claro que no! Yo jamás te pedí que hicieras algo como esto así que ¡regrésame mi dinero!-Dice Sebastián molesto pero nota como su hermana se levanta y sale huyendo así que el también lo hace para así poder corretearla.
-noooo.-Dice ella mientras corre mas rápido- me gaste demasiado dinero como para que me lo cobres…además que soy pobre…de donde crees que lo sacaría.
-tu también trabajas…además ¡es mi dinero!.-Dice Sebastián poniendo gesto triste por su dinero.
-no te pongas así hermanito, además yo se que pronto lo recuperarás o eso espero porque sino si me mataras.-Dice ella dándole ligeras palmaditas en la espalda para así darle ánimos a su querido hermano.
-no me apoyes tanto Ermine.-Dice Sebastián suspirando, ya que mas le quedaba ya lo había hecho y sabia que por mucho que le dijese esta no cambiaria de opinión asi que mejor aceptarlo.
-claro somos hermanos-Dice ella con una sonrisa-solo espero no haya ningún problema…
-¿por qué lo dices Ermine?-Dice Sebastián temiendo lo peor con respecto a su dinero
-Por que siempre que hago una fiesta algo sale mal –Dice ella con una carita de que no rompe ni un plato
mi dinero…mi bello dinero-dice Sebastián mientras se va al rincón de la depresión causándole risa a su hermana.
-hermanita creo que necesitas tu medicina.-Dice Sebastián con una sonrisa maligna mientras saca una aguja de gran tamaño- ¡esta me la pagas Ermine Michaelis!
-NOOOOOOOOOOOO ayudaaa hay un loco aquí ayudaaaaaaaaaa NOOOOOOOOO.-Dice ella huyendo despavorida con su hermano atrás de ella.
En la noche:
¿por qué no me dijiste que era con los Michaelis Lau?-Dice ciel mientras entraba a la mansión de otra de las familias mas importantes.
-pues la verdad porque ni yo me acordaba…además que tiene de malo condesito incluso puede que le sirva para su compañía.
-jum…tal vez-Dice Ciel dando el tema por terminado.
Ambos entran y unas edecanes los llevan al salón en el que se estaba realizando la fiesta, el cual estaba finamente adornado dando a relucir el buen gusto de los anfitriones o al menos del organizador de la fiesta, el joven Ciel se puso a admirar la belleza de esa sala pero no duro mucho ya que un apuesto joven rubio, nada mas y nada menos que el Vizconde Druitt desde el momento en que entraron a la sala no le habia quitado la mirada al joven por lo que decidio acercarse mas a esa belleza que se habia encontrado.
-mmm… pero miren que belleza tenemos aquí –Dice el Vizconde mirando detenidamente a Ciel
-ah…este…¿qué?–dice Ciel y en eso voltea para ver a su salvación alias Lau pero se da cuenta que este se alejaba e iba con Madam Red y Grell por "una" copita.
-bye bye Ciel-kun-dice Lau despidiéndose con una malo.
-¡esta me las pagas ingratooooo!-Dice Ciel molesto.
-¿no te gustaría bailar conmigo? –dice el vizconde dándole un beso en la mejilla
-lau me las pagara-dice Ciel en un susurro y con un leve sonrojo cruzando por sus mejillas mientras piensa “y este estúpido quien se cree al andarme besando se las cobrare caro “
-no temas en hablar lindo – dice el vizconde empezando a meterle mano-
-quita tus manos de encima o te rompo la cara- Dice Ciel mientras se separa un poco.
-salvaje así me gustan- le dice el vizconde mirando seductoramente,
-si que eres idiota- Dice Ciel mirándolo con el seño fruncido
-jeje si ven vamos al balcón.-dice el vizconde mientras lo toma de la mano y lo arrastra al balcón.
Pero no se habían dado cuenta de que unos ojos rojos muy molestos los observaban, desde el inicio de la reunión esta persona no había perdido de vista al joven Phantomhive y no parecían tener muchas ganas de hacerlo.

Volver arriba Ir abajo
 
KUROSHITSUJI/NARUTO (YAOI)/¿qué es mejor la fama o el amor?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Otro de Naruto.....Capitulo 133: " Lluvia de Lagrimas, tu eres mi mejor amigo" [LISTO]
» El mejor altavoz de la historia
» Kuroshitsuji II opening adaptación
» Brazo sme 3012, cual fue el mejor ??
» Kuroshitsuji trailer

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Pluma y Tinta :: Cuarto Capítulo: Historias Cruzadas :: Crossover-
Cambiar a: